Cúrcuma, ¿es tan buena como dicen?

Actualizado: 2 jun

La cúrcuma es una planta medicinal, nativa en la India y el Sudeste Asiático. Es parte de la familia del jengibre. La cúrcuma tiene raíces y rizomas. Los rizomas son los tubérculos que se pulverizan para obtener los principios activos de la cúrcuma, entre esos, el más destacado es la curcumina. La curcumina es un polifenol, con potente actividad antioxidante y antinflamatoria; también es un pigmento que le otorga el característico color amarillo a las raíces y rizomas de la cúrcuma.


Imagen 1. Flores de la cúrcuma.



Imagen 2. Raíces y rizomas de la cúrcuma.



Usos y presentación


La cúrcuma es utilizada en recetas culinarias y como suplemento por sus beneficios en la salud. Se comercializa en 3 formas: rizoma (versión primaria, sin procesar), en polvo o suplemento (en cápsulas). El rizoma tiene un sabor más terroso que la presentación pulverizada.


Imagen 3. Formas de presentación de la cúrcuma.


Beneficios de la curcumina


En el tratamiento de enfermedades, el efecto antioxidante y antiinflamatorio de la curcumina se evidencia cuando se consume como suplemento y NO cuando se ingiere en preparaciones alimenticias, debido a que la curcumina es metabolizada rápidamente en el cuerpo humano. Su biodisponibilidad se incrementa 20 veces al consumirla con pimienta negra o algún tipo de grasa (ej: aceite de coco).


Existen infinidad de estudios clínicos que pretenden demostrar los beneficios de la curcumina en varias patologías crónicas, sin embargo, los RESULTADOS MÁS SIGNIFICATIVOS respaldan la suplementación con curcumina en las enfermedades donde predomina la inflamación.


En los pacientes con osteoartritis, la curcumina disminuye el dolor, mejora la movilidad articular y el desempeño en las actividades físicas.


La curcumina puede aumentar los niveles de óxido nítrico en plasma hasta un 40%. El óxido nítrico causa vasodilatación de los vasos sanguíneos, aumentando el flujo de sangre. Este hallazgo podría ser beneficioso en la aterosclerosis,donde existe obstrucción (total o parcial) de la luz arterial, causada por una placa de colesterol que tiende a calcificarse. En consecuencia, esto causa inflamación, rigidez de la pared arterial y disminución del flujo sanguíneo.


En los siguientes casos, la curcumina ha demostrado un efecto positivo leve, pero igualmente significativo:


Ansiedad, depresión, hipertensión arterial, disminución de la PCR (proteína C reactiva, es marcador inflamatorio), menor riesgo de cáncer colorrectal y cáncer de próstata, aumento de la secreción de insulina en pacientes con insulinorresistencia, mejoramiento de los síntomas de la colitis ulcerativa, reducción del cortisol y marcadores inflamatorios como la Interleucina 1 beta, Factor de Necrosis Tumoral Alfa (TNF-alfa) e Interleucina 6, disminución de triglicéridos, ácido úrico, colesterol LDL y total.


Muchas publicaciones refieren que la curcumina es un desintoxicante hepático. En realidad, la curcumina no influye en las enzimas hepáticas de pacientes SANOS, pero en pacientes con enzimas hepáticas ELEVADAS, ésta puede tener un efecto beneficioso.



Interacciones medicamentosas


No es recomendable ingerir suplementos de curcumina junto con aspirina, clopidogrel, warfarina, dalteparina o enoxaparina; ya que podría aumentar el riesgo de hemorragias. También disminuye la eficacia de la vinblastina (usado como fármaco en quimioterapia), ciprofloxacina y cotrimoxazol (antibióticos).



Precauciones


En los siguientes casos, no se recomienda la suplementación con curcumina:

  • Embarazadas, ya que podría estimular contracciones uterinas. Si se consume en alimentos, no hay problema.

  • Personas con alteraciones de la coagulación y tendencia a hemorragias.

  • Podría empeorar los síntomas del reflujo gastroesofágico.

  • Reduce la absorción intestinal de hierro, no se recomienda en pacientes con anemia ferropénica.

*ACLARACIÓN*

Este es un artículo informativo, con fines educativos, que no reemplaza la consulta con tu médico de cabecera. Por esta razón, no he incluído las dosis de curcumina empleadas en el tratamiento de enfermedades específicas.

Muchas gracias por leer esta información. Por favor, compártela con quien crees que le interesaría.

Fuentes:

- Examine. Es una fuente muy confiable en cuanto a suplementos . Aquí podrás encontrar los estudios clínicos que respaldan la suplementación con curcumina en enfermedades inflamatorias crónicas.

https://examine.com/supplements/curcumin/

https://examine.com/supplements/curcumin/research/#neurology


- Mayo Clinic

- Medscape

- Imágenes de Google

20 visualizaciones0 comentarios