Juanete o Hallux Valgus

Actualizado: 2 jun

El juanete es la desviación del primer metatarsiano, situado en la base del dedo gordo. El primer metatarsiano queda en angulación o inclinación (hacia la línea media) y el dedo gordo se desvía hacia los demás dedos (en dirección opuesta) provocando la superposición de este dedo con el segundo. Se acompaña de la caída del arco de pie y una deformidad en los dedos ( 2do al 5to), conocida como dedo en martillo.


Imagen 1. Hallux Valgus



Causas y factores de riesgo

  • Utilizar el calzado inapropiado. Los pies se adaptan a la forma de los zapatos que usamos. El calzado en punta o muy estrecho mantiene el pie apretado y lo deforma progresivamente si usamos este tipo de zapatos a diario.

  • Predisposición genética. En estos casos los juanetes aparecen en la adolescencia.

  • Pie plano.

  • Artritis reumatoidea.

Imagen 2. Forma del calzado inadecuado y adecuado.


Caminar con zapatos apretados debilita los arcos del pie al ejercer presión sobre el primer metatarsiano, esto empuja de costado al dedo gordo. En consecuencia, los dedos se amontonan y el músculo aductor del dedo gordo se tensa, llevando al dedo gordo encima de los demás dedos. Por otra parte, el músculo abductor del dedo gordo, que cumple la función de mantener al dedo gordo alineado, se encuentra débil e hiperextendido.


Imagen 3. Arcos de pie


Imagen 4. Algunos músculos del pie



Recordemos que los pies poseen muchos receptores propioceptivos (mecanorreceptores) que envían información al cerebro, cerebelo y médula espinal, relacionada a los movimientos del pie, el cambio de posición de sus articulaciones, la superficie donde pisan, la presión, la vibración, entre otras cosas. Si el pie está atrapado en un calzado que no le permite su correcta movilidad, los mecanorreceptores enviarán la información incorrecta al sistema nervioso. Como consecuencia, se producirán alteraciones mecánicas en los pies, las piernas, la cadera, columna, los hombros, etc. Estas alteraciones se traducirán en malas posturas, marcha inestable, riesgo de caídas y dolor.

Signos y síntomas

En la mayoría de los casos, los juanetes se presentan con dolor, inflamación y callosidad alrededor de la zona del dedo gordo del pie. El dolor empeora al caminar y existe limitación para mover los dedos.

Imagen 5. Juanete


Medidas preventivas y tratamientos no invasivos para los juanetes

  • Acudir a un profesional para obtener el diagnóstico y tratamiento apropiados.

  • Utilizar calzado de horma ancha, no en punta. En caso de no tener juanetes, no hay problema si un día nos ponemos tacones en punta, pero si se pueden desarrollar si usamos este tipo de zapatos diariamente.

  • Caminar descalzo en diferentes superficies.

  • Almohadillas para evitar el roce del juanete con el zapato.

  • Separadores para el primer y segundo dedo.

  • Plantillas

  • Medicamentos antiinflamatorios y/o analgésicos si el caso lo amerita.

  • Automasajes. Haz click aquí.

  • Ejercicios para fortalecer y estirar los pies. Haz click aquí.

Es importante destacar que estas medidas funcionan si se realizan en conjunto y frecuentemente.


Por otra parte, el tratamiento quirúrgico queda reservado para casos severos, en los fallan las medidas mencionadas anteriormente y cuando existe deformidad severa de los pies, dolor intenso e incapacidad para realizar actividades de la vida cotidiana.


Referencias:

Mayo Clinic

Fisioterapia Online

Z Health Performance

Imágenes de Google

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo